domingo, 17 de julio de 2016

LO QUE SE PUEDE HACER EN VACACIONES

           Cuando llegan las vacaciones uno siempre quiere salir de la ciudad. Pero a un niño no se le cumplió ese pensamiento, pues había bajos recursos económicos en su familia. Él tenía la esperanza de jugar con sus amigos, pero sus mejores amigos se fueron. El niño pensó en una gran pesadilla: tres largos y aburridos meses.

            El primer día de vacaciones parecía que vivía en una ciudad fantasma. Estaba muy solo. Pero luego apareció un ser de la nada. Era exactamente igual a él. Él pensó en los rumores: “Cuando uno ve al doble, es que va a morir pronto”, y luego se desmayó. Su mamá pasó por el cuarto, pero no se dio cuenta del desmayo, pues él había visto al doble aún en la cama. Media hora después se levantó y esta vez se armó de agallas y decidió hablarle. Le preguntó gagueando que quién era y qué quería de él. El doble dijo que era un ángel, que iba a quitarle el aburrimiento y le advirtió que no le dijera nada a nadie al respecto. El niño se desayunó y bañó, y después salieron a la calle, con una bolsa de canicas.

            Primero contaron chistes, como dos horas, luego el niño se devolvió a la casa a almorzar y volvieron a salir para jugar canicas. Luego se devolvieron a jugar con muñecos y luego leyeron historietas. Él se divertía mucho, pero la madre no se lo explicaba. Y así fueron todas las vacaciones. El niño no se volvió a aburrir más.

1995

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada