domingo, 24 de julio de 2016

MI POBRE ANGELITO III: PERDIDO EN EL MUNDO

                Como todos los años, la familia McCallister hace su tradicional viaje de vacaciones de invierno. Como desde 1991 Kevin siempre queda solo en vacaciones, esta vez tuvieron mucho más cuidado de que él fuera en el avión. Cuando llegaron a Sao Paulo, los ladrones mojados, Harry y Marv, se escaparon otra vez de la cárcel, y se fueron a Sao Paulo de polizones por pura coincidencia.

-          Espero no ser tan de malas de encontrarme con ese demonio – dice Harry -. Sí, pero si lo veo, lo quemo. Recuerda que ahora somos los pirómanos. Pasaremos la noche en ese hogar: El Hospedado.

Pasando a la familia McCallister, se hospedaron en “El Hospedado”. Cuando Harry y Marv se dieron cuenta de esto, sin titubear, lo secuestraron en la noche y se fueron de polizones en un avión que iba a Stalingrado. Cuando Kevin despertó estaba sepultado en la nieve y solo su cabeza se podía ver.

-          ¿Por qué demonios está nevando en Brasil?
-      ¡Porque estamos en Rusia – dijo Harry - ! Esta vez no tienes a nadie que te defienda, ni siquiera un plan de ataque.
-          ¿Qué van a hacer conmigo? Exijo sus identificaciones.

Y como era obvio, encarcelaron a los tres. Ya en la jefatura, Marv se defiende:

-      Este pequeño mugroso nos ha atacado de una manera sádica: Nos ha golpeado, quemado y nos ha electrificado.

El policía responde:

-          Sí. Yo he visto las dos anteriores películas. Soy testigo ocular.

Y Kevin se defiende:

-          ¡El libretista me pagó!
-          Eso no es excusa. ¡Simplemente no hubieras aceptado el libreto – dice Marv- !
-          Pero me chantajearon.
-         No hay prueba, niño – dice el oficial.- . Por tus mentiras y sadismo, vas a morir quemado en la hoguera. Y ustedes van a la cárcel por secuestro, intento de robo e intento de asesinato.
  

Prólogo:

            Antes de secuestrar a Kevin, los pirómanos drogaron a los McCallister y esperaron cinco años después y buscaron a Kevin por diez años por toda América. Kevin murió quemado, los pirómanos fueron un año a cárcel.


            Un paso más adelante para acabar con las películas exageradas.

1995

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada